Anabel y Bernardo Pantoja, una relación padre-hija marcada por los altibajos

Anabel Pantoja atraviesa una dolorosa etapa tras la pérdida de su padre, con el que no siempre tuvo la relación más cercana, pero siempre defendió el amor que se profesaban. La relación de Anabel Pantoja con su padre Bernardo comenzó a estar en el punto de mira en 2018 coincidiendo con el ascenso en popularidad de la ‘influencer’ y colaboradora televisiva. Bernardo siempre había apostado por la discreción. De sus tres hermanos, él es el único que no se ganó la vida gracias al mundo del espectáculo. Mientras Juan Antonio tocaba la guitarra, Isabel triunfaba como cantante y Agustín se convirtió en su mano derecha tras hacer también sus pinitos en el mundo de la canción. 

VER GALERÍA

Bernardo Pantoja nació hace 69 años en Sevilla, ciudad en la que vivió y en la que formó un hogar junto a Mercedes Bernal, madre de Anabel que vivió la separación de sus padres siendo una niña. Más adelante, él encontró de nuevo el amor en Junco, una exbailarina japonesa que terminaría por convertirse en su esposa. Fue precisamente la ausencia de Anabel en la boda de su padre lo que pusó en entredicho la buena relación entre ellos. Aun así, lo cierto es que la boda fue de lo más reservada y los protagonistas quisieron evitar cualquier posible revuelo mediático.

Poco después comenzaron a ser frecuentes los problemas de salud de bernardo, en especial su diabetes, enfermedad que le costó la amputación de una pierna en 2017 y que le dejó postrado en silla de ruedas. Y, precisamente por este motivo, Bernardo no pudo acudir al enlace de Anabel y Omar Sánchez en octubre de 2022, pues, al festejarse en la playa, el acceso al recinto se le habría complicado. Por su parte, Anabel quiso acallar los rumoresde distanciamiento asegurando haberle tenido siempre “en un pedestal” y quererle “con locura”.

La distancia hizo mella en su relación

Unos meses después se difundía una nueva información que no ayudaba a calmar las aguas: la sobrina de Isabel Pantoja se enteraba de que su padre tenía otro hijo, Luis, algo que ella aseguraba desconocer por completo. A esta cuestión se sumó la distancia física que les separaba -ella vivía en las Islas Canarias y él en Sevilla-. Sin embargo, fue cuando puso aún más distancia de por medio cuando Anabel parecía mostrarse más cercana que nunca con su padre. Recién separada de Omar Sánchez, durante su paso por ‘Supervivientes’, aseguró: “Fue bastante duro porque me fui a vivir fuera, me separé de ellos y los veía muy poco (…) Mi padre que se puso malito. Es muy duro. Un simple detalle que te puedo apreciar es que cada vez que voy a ir a ver a mi familia, necesito cinco días mínimo”.

VER GALERÍA

Otro motivo de tristeza para Anabel era que “no podemos reunirnos todos juntos”, haciendo alusión a las desavenencias familiares que también han hecho mella en ella. Cabe recordar que la ‘influencer’ está muy unida a su tía Isabel Pantoja, que no mantenía una relación especialmente cercana con su hermano Bernardo. Además, la lealtad de la joven, de 37 años, a la cantante, le supuso también el distanciamiento de su primo Kiko Rivera.

El cambio de Anabel durante su paso por ‘Supervivientes’

La actual pareja de Yulen Pereira aprovechó su participación en el reality de Mediaset para pedir perdón públicamente a su padre, al tiempo que reconocía que en ocasiones le había fallado. Si bien señaló que le hacía falta escuchar de su boca un “lo siento”, terminó remarcando que había aprendido a vivir a su lado y a quererlo cada día más. Desafortunadamente, las últimas semanas han sido muy difíciles para ambos y su círculo más próximo, pues el delicado estado de salud de Bernardo y su fallecimiento han supuesto un doloroso revés. 



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *