Pizza de ruibarbo, acelga roja y queso de cabra

Del ruibarbo solo es comestible el tallo, que se parece al apio y tiene brillantes colores verde y rojo. Su origen es es asiático -allí se empleaba con usos medicinales-, pero luego se introdujo, en Gran Bretaña y Estados Unidos, donde se utiliza sobre todo como parte de postres. Pero, en este caso, lo hacemos en una receta salada: una pizza de masa casera -sin necesidad de reposo-, con acelga roja y queso de cabra.


Para la masa de pizza


  • 390
    g

    de
    Harina


  • 240
    ml

    de
    Agua


  • 7
    g

    de
    Levadura de panadería


  • 1
    cucharadita

    de
    Aceite de oliva


  • 1
    cucharadita

    de
    Sal


Para la cobertura


  • 3
    tallos

    de
    Ruibarbo


  • 200
    g

    de
    Queso de cabra


  • 100
    g

    de
    Acelgas

    rojas

  • Aceite de oliva

  • Sal

  • Pimienta negra

  1. 1.

    Precalienta el horno a 250 grados.


  2. 2.

    Mezcla en un bol la harina con la levadura diluida en un poco de agua caliente.


  3. 3.

    Añade el resto de agua caliente, la sal y el aceite de oliva.


  4. 4.

    Mezcla bien con las manos y cuando tengas una masa uniforme, saca a la mesa de trabajo y amasa durante unos minutos.


  5. 5.

    Lava, seca y corta el ruibarbo en trozos, para rehogarlo con un poco de aceite y sal en una sartén



  6. 6.

    Estira la masa con un rodillo sobre una superficie enharinada y dale forma de pizza.


  7. 7.

    Coloca sobre una bandeja de horno cubierta con papel.


  8. 8.

    Echa por encima el queso de cabra troceado y el ruibarbo.


  9. 9.

    Introduce la pizza en el horno y deja durante unos 10 minutos, con calor por arriba y por abajo.


  10. 10.

    Saca con cuidado, distribuye las hojas de acelga roja.


  11. 11.

    Espolvorea con pimienta negra recién molida ¡y lista para comer!


Más recetas de

MASAS:

Últimas recetas:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *